Nuestra capacidad para amar a los demás es infinita, sin embargo, a la hora de querernos a nosotros mismos no actuamos de la misma forma. Y no sólo ocurre a la hora de valorar nuestra apariencia, sino también nuestro éxito.

Lo que entendemos por éxito no es algo universal y curiosamente el 90% de los estadounidenses asocian esta palabra con la felicidad, en lugar de con el hecho de obtener riqueza, reconocimiento o fama.

La Universidad de Strayer, Maryland ha realizado un pequeño experimento social para poner de manifiesto la percepción que tenemos de nosotros mismos y que nuestros familiares tienen sobre nuestro éxito.

Una prueba curiosa que demuestra cómo a menudo somos nuestro peor crítico.

Original: You’re More Successful Than You Realize (A Social Experiment) – Via: Bored Panda

Publicado en Miscelánea