Bartholomäus Traubeck es un artista que ha querido traducir el sonido de la naturaleza. Para ello, ha tomado una sección del tronco de un árbol de grosor algo superior a la de un vinilo y ha sustituido la aguja de cuarzo del tocadiscos por una webcam (la que incorpora el Playstation Eye). La cámara recoge datos de los anillos del árbol y de su superficie, y después los envía a un ordenador asignándoles una escala según su grosor, textura e intensidad. El ordenador interpreta estos datos y los reproduce usando un instrumento, en este caso el elegido ha sido un piano.

¿Será este el verdadero sonido de la naturaleza?

Publicado en Cultura y ocio