Por mucho que nos obliguemos a pensar lo contrario, sabemos que una chica volviendo a casa sola un sábado por la noche es un blanco fácil. De madrugada, con el fervor de la noche y con el ambiente desinhibido que ayuda a moldear el alcohol en todo tipos de personas -volviendo al tímido atrevido- hace que una joven no pueda ir segura a casa, y si lo hace no va a pasar desapercibida.

También hay excepciones, lugares donde la gente sabe la diferencia entre el respeto y el cumplido, pero por desgracia no son los más habituales. Una misma situación proyectada como experimento en distintos paises llevaría a resultados muy distintos. Por ejemplo, en la India el número de violaciones en los últimos años se ha disparado, y casi en su mayoría en momentos en los que las jóvenes se encontraban solas, volviendo de la escuela, del trabajo o de fiesta.

Hay quien sigue sin querer ver aquí un problema. Pero el tiempo acabará poniendo a cada uno en su lugar y dándole la importancia a las cosas que realmente se merecen.

Original: Vogue India

Publicado en Animales