Las últimas proposiciones de matrimonio que hemos compartido con vosotros en La voz del muro siempre tienen un denominador común, el espectáculo: bailarines, multitudes, coreografías, etc. Pero esta es un ejemplo de cómo la creatividad de un oficio como el de ebanista puede ser una perfecta alternativa a todo lo que hemos visto hasta ahora.

El futuro marido fabricó un joyero cargado de cajones y compartimentos, para esconder en uno de ellos la sorpresa… Tantos recovecos tenía el mueble que lo último que esperaba la novia era encontrarse un anillo en uno de ellos.

El 9 de octubre de 2014, mi novio, ahora prometido, me sorprendió con la mejor propuesta de matrimonia que jamás hubiera soñado. Me sorprendió por completo porque era algo que no esperaba. Pensé que la sorpresa era el hermoso armario joyero que diseñó y fabricó por nuestro segundo aniversario… ¡estaba muy equivocada!

-Dice Carly, la emocionada novia en la descripción de su video en Facebook.

Original: Carly Stene

Publicado en Miscelánea