El protagonista del vídeo que os mostramos a continuación se llama Carlos Alberto Angulo Góngora, un ciudadano colombiano que estalló en cólera después de que la policía registrase sus pertenencias en plena calle mientras iba de camino al trabajo, solo porque a estos les pareció sospechoso.

La policía le pidió la documentación para comprobar su identidad y “una requisa, negro”. Referirse a él de una forma tan despectiva desencadenó una reacción con la que, con gritos y argumentos, Carlos Alberto dejó bien asentada su protesta ante las injusticias diarias contra los afrodescendientes y que, desde La voz del muro, aplaudimos fervientemente.

Nacido en Tumaco, Colombia, Carlos Alberto cuenta que la primera vez que empezó a escuchar términos racistas, fue cuando estaba en primero de primaria, pero solo años después entendió su significado. En la Universidad también tuvo que hacer frente a toda clase de comentarios de la misma índole. “empecé a escuchar que los blancos eran la raza superior, que los negros éramos esclavos y todo este tipo de cosas”. “Algo que no iba a permitir.”, confiesa.

Un vídeo que ha abierto el debate en las redes sociales con dos posturas bien diferenciadas: unos afirman que lo que dice esta persona es cierto, que todavía existen muchos prejuicios respecto al color de la piel y otros piensan que este hecho no se trata de condición social ni de raza, pues una requisa forma parte de la prevención para garantizar la seguridad de los ciudadanos. ¿Qué es lo que opináis vosotros? ¿Podéis contarnos algún altercado vivido o presenciado con el que os sintáis identificados con Carlos Alberto?.

Fuente: DR – Alternativo

Publicado en Miscelánea