Desde que era un bebé, Raju, un elefante de 50 años llamado fue encadenado, maltratado, y revendido de un dueño cruel a otro. Por suerte el 2 de julio, la organización de rescate de animales de la India de Vida Silvestre SOS lo rescató, liberándolo por primera vez de las cadenas con pinchos que se le clavaban en las piernas, según informa The Mirror.

La operación de rescate en la recóndita región India de Uttar Pradesh no era sencilla, su captor inició un enfrentamiento tratando de gritar órdenes a Raju provocándolo para que las cadenas que lo oprimían se le clavaran aun más y fuera más difícil su rescate.

Tras pasar toda su vida siendo usado exclusivamente como herramienta para realizar trabajos pesados, Raju recibió con los ojos entumecidos de lágrimas a sus rescatadores. Los elefantes tienen un gran hipocampo, las investigaciones científicas apoyan que los elefantes lloran como parte de una respuesta emocional.

raju15

Afortunadamente, después de años de cautiverio, las autoridades prepararon una compleja operación de rescate llevada a cabo por Wildlife SOS Reino Unido. El animal se encontraba rodeado por todo tipo de cadenas con pinchos que le impedían que sus heridas se cerraran y sanasen.

raju2

Su alimentación había sido muy pobre, en muchos casos se le había alimentado con plástico y papel para llenar su estómago. El rescate fue lento, ya que su propietario intentó impedir el rescate atando mucho más a Raju y dándole órdenes para ponerle nervioso y atemorizarlo.

raju11

Solo quitar las cadenas llevó más de 45 minutos, en el siguiente video podemos ver el momento en el que intentaban romper el primer nudo.

raju7

Tras el rescate, fue llevado en camión a un santuario a 600 Km de donde se encontraba cautivo.

raju16

Cuando Raju llegó al santuario estaba exausto y sus heridas tuvieron que ser tratadas urgentemente por los veterinarios para limpiar la infección.

raju14

Lentamente, Raju se va recuperando de su horrible experiencia, pero aun deben sanar sus heridas y coger casi el doble de peso.

raju8

Su apariencia ahora es la de un elefante feliz. No había conocido nunca una vida en la que no se le tratara como un esclavo.

raju12

Tiene un equipo de cuidadores a su entera disposición.

raju9

Gracias a organizaciones como ésta, Raju podrá disfrutar los años que le quedan de vida como todos los animales se merecen.

raju17
Para ayudar a cubrir los altísimos gastos que conlleva el tratamiento y la recuperación del elefante, puedes colaborar haciendo tu donación aquí y compartiendo este artículo.

Fuentes: WildLife SOS, Daily Mail, Mashable, Bored Panda

Publicado en Miscelánea