Ponte en situación. Son las 3 de la madrugada, es tan de noche que no se ve nada en la calle. Tu estás trabajando como cada día en la ventanilla de una hamburguesería sirviendo comida en un servicio 24h. Todos los días son iguales, tomar el pedido, prepararlo y servirlo al cliente que te espera en el coche en la ventanilla. Pero un día, esto no ocurre así. Te realizan el pedido, pero a la hora de ir a entregarlo el coche que viene a recogerlo llega vacío… pero lo peor de todo es que el coche se mueve. Así se sintieron los empleados a los que les gastaron esta estupenda broma.

Original: MagicoRahat

Publicado en Miscelánea