Esta es una receta que comparto con mucho cariño ya que la aprendí de mi abuela F y siempre que íbamos a comer no faltaba en la mesa. Ahora que estamos en Deutschland no podemos visitar a la familia como quisiéramos y muchos fines de semana soy yo quien la prepara.

Ella la llama tortilla de 4 pisos, aunque en realidad tiene 5 o tortilla de colores y a los niños les encanta!

Los ingredientes que se necesitan son los siguientes: 10 huevos, espinacas (yo uso congeladas de las que ya vienen trituradas), una lata de atún, 2 o 3 tomates, patatas y sal.

Empezaremos preparando una tortilla de patatas. Pelamos, lavamos, cortamos a trocitos pequeños las patatas y las freímos. Tenemos que preparar patatas para dos tortillas finitas.

Mientras se están friendo, aprovechamos para escaldar los tomates y así poderlos pelar mejor. Y también para pasar por la sartén las espinacas con un poco de sal y un chorrito de aceite de oliva, el tiempo justo para que suelten todo el agua.

Cuando las patatas estén listas, preparamos una tortilla con dos huevos. Esta primera tortilla será la base.

Hay que tener en cuenta que tenemos cosas en el fuego. A mi por ejemplo, no me gusta tener a nadie en la cocina cuando preparo esta tortilla porqué me despistan y pierdo el ritmo. Hay que ir en cadena. Es importante que uséis una sartén que no se pegue para no tener que pararos a lavar cada vez. La mía es comprada en el gigante sueco muy baratita y va realmente bien, no quedan restos de una tortilla a la siguiente y si queda algo, basta con pasar una servilleta de papel.

Por lo tanto, mientras teníamos la tortilla en el fuego habremos sacado las espinacas y batido dos huevos más para la siguiente tortilla. Y entre vuelta y vuelta, habremos pelado los tomates, chafado con un tenedor y puestos a freír con sal, una pizca de azúcar y un chorrito aceite de oliva.

Mientras tenemos la tortilla de espinacas en la sartén, batimos dos huevos más para la siguiente tortilla y añadimos la lata de atún.

Retiramos la de espinacas y la ponemos sobre la anterior de patatas. Y seguimos con la de atún.

Mientras la tortilla de atún está en el fuego, batimos dos huevos más y añadimos el tomate. Retiramos la tortilla de atún y la ponemos sobre la anterior.

Hacemos los mismo con la de tomate y preparamos la última tortilla de patatas con las patatas que ya freímos al principio. Esta última será la tapa de la tortilla de 5 pisos.

Luego ya solo nos queda recoger todos los cacharros mientras la tortilla se enfría un poco. Recién preparada no se notan bien los sabores, se aprecian más cuando está templada. En verano, fría también está muy buena.

Publicado en Cocina