Una buena noticia, el día de los enamorados, el cumpleaños de un amigo o la pérdida de un familiar. La costumbre de regalar flores se ha convertido en un importante símbolo de amor y respeto tanto en la vida como en la muerte.

Ya sea por su belleza o perfume embriagador, todos nos sentimos halagados cuando las recibimos, más aún si provienen de un ser querido. Sin embargo, y aunque tu pareja te envie flores de forma habitual, nunca serán tan especiales como las de este ramo.

¿Qué lo hace tan especial? Una historia de amor única y sorprendente que ha conmocionado a miles de internautas. No te la pierdas.

P. D.: Te quiero

flores

 

Era el miércoles 6 de abril de 2016 cuando Kayla Miller llegó a la oficina y, con sorpresa, descubrió que sobre la mesa de una compañera había un grandioso y bonito ramo de flores.

Estas cosas siempre son una novedad en la oficina y no pasó mucho tiempo hasta que varios compañeros se reunieron a comentar este gesto romántico. Cuál fue su sorpresa cuando descubrió quién y cómo había enviado el ramo flores.

Conmocionada, decidió compartir la historia en su perfil de Facebook donde se ha hecho viral. Su mensaje decía así.

Hoy he sido testigo de una verdadera historia “P. D.: Te quiero”. Estas flores han sido entregadas a una compañera de trabajo. Son de su marido que falleció hace dos años.

Cada fiesta, aniversario y cumpleaños su marido le envía flores, joyas y regalos. Antes de morir lo arregló todo para que en esos días, que son los más difíciles, no sintiera el peso de la soledad. 

Estoy compartiendo esta historia porque me parece increíble y me alegra el corazón, pero sobre todo para que vean que el amor verdadero es real. No hay que conformarse o creer que nadie te amará. No hay que dejarse engañar, tener miedo o sufrir faltas de respeto. 

Eres un premio y hay alguien que te ganará, y podrás encontrar a alguien que te quiera, incluso desde el más allá. Espero que esto te alegre el día.

P. D.: Te quiero 

Es increíble que su marido fuera capaz de urdir semejante plan en sus últimos momentos, pensando en el futuro de su esposa y en cómo se sentiría al recibir este bonito gesto.

Sin duda una historia preciosa que nos recuerda al argumento de la novela de Cecelia Ahern titulado “P. D.: Te quiero”. 

9f6036e0f13e078079365bcfb02ab96c_ps-i-love-you-600x910

Para quien este perdido con este libro,  “P. D.: Te quiero” es una historia de amor en la que un joven esposo fallecido por culpa de un tumor cerebral, envía cartas de amor a su desconsolada viuda. Las cartas, escritas en sus últimos días, llegan en momentos puntuales del duelo y la ayudan a encontrar su camino tras la pérdida.

De ahí que Kayla haya calificado como historia de amor “P. D.: Te quiero” la entrega del ramo de flores.

 

Más gestos de amor desde el más allá

Aunque la novela de Ahern haya inaugurado lo que ya es casi un género, lo cierto es que, desde su estreno, hemos conocido más historias como la de la compañera de trabajo de Kayla.

En 2015 y tras más de 60 años de matrimonio, Billie falleció dejando viudo a Jimmy, quien pasaba los días encerrado en casa con una profunda tristeza.

carta amor 2

Sin embargo, su mujer había escondido por la casa algunas notas para animarle. Esta es una de ellas.

carta amor 3

 

Por favor no llores porque he muerto, sonríe porque viví.

Debes saber que estoy en un lugar feliz. Debes saber que nos volveremos a encontrar de nuevo. 

Te veré en el más allá

O mi preferida, la historia Sue Johnston, de 68 años de edad, que contó su historia en la Revista Redbook en 2013.

carta amor 1

 

Mi marido John y yo nos casamos hace 46 años. Cada día de San Valentin me enviaba un bellísimo ramo de flores con una nota muy sencilla. “Mi amor por ti continúa creciendo”.

Cuatro hijos, 46 ramos de flores y una vida de amor eran nuestro legado hasta que falleció hace dos años. 

En mi primer San Valentin sola, 10 meses después de su pérdida, recibí un ramo de flores de John. Enfada y triste me puse en contacto con el florista, para decirle que se trataba de un error.

El florista me respondió: “No señora, no es ningún error. Antes de morir su marido preparó este envió y muchos más, pidiéndonos que le garantizaremos que serían enviados cada San Valentín”. 

Con el corazón en la garganta colgué el teléfono y leí la carta adjunta, en ella decía: “Mi amor por ti es eterno”. 

Preciosas y conmovedoras historias de amor que nos demuestran que el amor no solo existe, sino que puede ser para siempre. 

Fuente: wimp.com

Publicado en Familia