El tabaco causa adicción y graves problemas de salud, pero parece que muchos adultos no son capaces de reconocer el peligro hasta ver un cigarrillo en manos de un niño.

Tal vez por eso el vídeo de Ardi Rizal, el niño de indonesia que fumaba 40 cigarrillos al día con solo dos años de edad,  causó un tremendo impacto a nivel mundial.

Como parte de una broma, el padre de Ardi le dio su primer cigarrillo con 18 meses de edad

A los dos años el pequeño era adicto a la nicotina y fumaba más de 40 cigarrillos al día

Sus malos hábitos y la fatiga que sentía constantemente, facilitaron que el niño desarrollase también un acusado sobrepeso

La comunidad internacional se levantó en pie de guerra tras ver las imágenes del niño fumando, y comenzó una campaña para retirar la custodia a los padres

Estos se comprometieron a seguir un tratamiento y hacer que Ardi dejara su adicción. Sin embargo, y aunque logró dejar el tabaco, la rehabilitación fue un fracaso

El niño cambió una adición por otra, consumiendo grandes cantidades de comida basura

Como preadolescente, Ardi sufría depresión, baja autoestima y 40 kilos de sobrepeso

Afortunadamente, con apoyo psicológico, actividad física regular y una dieta equilibrada, Ardí ha conseguido volver a sonreír y sentirse bien

Hoy sabe que las adicciones no son un juego y que la mejor manera de no caer en ellas es no comenzar. Por eso ha querido compartir su recuperación con el mundo. Si él ha logrado adoptar un estilo de vida saludable, tu también puedes.

Fuente: Diply.com

Publicado en Salud