Kordale y Kaleb son dos padres gays cuya foto se volvió viral unos meses atrás. En ella se veía a ambos peinando a sus hijas para ir a la escuela, fotografía que compartieron orgullosos y que acabó formando parte de revistas, periódicos y programas de TV. Nos encanta esta toma porque refleja un tipo de familia que pocas personas se imaginan como vecinos, en la que hierve el amor y el cariño por todos lados y la única pequeña diferencia es muy grande para muchas otras. Por eso, y preparándose para todo tipo de opiniones negativas, Kaleb dio un argumento que es imposible de rebatir “Los padres que pueden despertarse a las 5:30 para peinar el pelo de sus hijas, sin importar quiénes sean, son una familia”.

Nadie puede negar que no lo sean, ni que no fluya el amor entre las niñas y sus padres.

Original: Paul La Calandra

Publicado en Miscelánea