Con los avances tecnológicos, sobre todo en el mundo de la telefonía, las emblemáticas cabinas londinenses tenían que renovarse o morir. Y es que en Reino Unido aún quedan 8.000 cabinas que, en el mejor de los casos, solo se utilizan una vez al mes, según los datos proporcionados por British Telecom.

Diseñadas por Sir Giles Gilbert en 1920, estas cabinas son reconocidas en todo el mundo y se han convertido en un sello propio de la cultura anglosajona. Así pues, para evitar su desaparición, se ha puesto en marcha una iniciativa para convertirlas en mini-tiendas.

Esta idea viene de la mano de Edward Ottewell y Steve Beeken, fundadores de la Red Kiosk Company y una institución benéfica asociada. La renovación incluye una mano de pintura, nuevo cableado eléctrico, vidrios especiales y, por supuesto, cerraduras.

Para poder abrir un negocio comercial en un lugar tan encantador es necesario pagar un alquiler anual de unos 4.200 €. Hasta la fecha ya existen al menos un centenar de ellas en funcionamiento, que incluyen desde bibliotecas de préstamo de libros basado en un sistema de confianza hasta un puesto de ensaladas, pasando por talleres de reparación de teléfonos móviles, tiendas de souvenirs e incluso un centro de primeros auxilios.

A continuación, os mostramos algunos ejemplos:

Siempre es un buen momento para parar y disfrutar de un café caliente en el parque…

… o de un pequeño tentempié

Incluso se ofrecen consejos sobre salud y nutrición

Un centro de primeros auxilios cercano podría salvar cientos de vidas

Matar el hambre en una de estas cabinas debería ser un ritual

¿Qué se te antoja un algodón de azúcar y no han puesto feria? Acude a tu cabina más cercana

¿Que has devorado todos los libros que tienes en casa? No te preocupes, ve a por uno a una cabina roja

En algunas de ellas encontramos un sistema de préstamo de libros basado en un sistema de confianza

Eso sí, no te olvides de devolverlos, pues ya sabes lo que dicen: ¡compartir es vivir!

Pon remedio al calor y la sed haciendo una pausa para tomarte una cerveza bien fresquita

Si te quedas sin datos, siempre puedes contratar un servicio de Wi-fi para tu teléfono por tiempo limitado y un módico precio

Y si estás de viaje, no te olvides de los familiares que dejaste en casa…

…¡comprándoles algún bonito recuerdo en una de estas cabinas!

Vía: idealista
Fuente:  Red Kiosk Company

Publicado en Miscelánea