Este lunes fue un día muy especial para Rob Kuznia. El periodista de 39 años recibía la noticia de que había ganado el Pulitzer, el premio periodístico más importante del mundo, sólo al alcance de los más grandes de la historia.

Sin embargo, un hecho insólito dejó de piedra a todos los medios que, ante la noticia del premio, quisieron interesarse por el galardonado: resulta que Rob dejó el periodismo hace seis meses porque su sueldo no le permitía pagar el alquiler de su apartamento.

Un premio mundial… y un sueldo provincial

rob-kuznia-pulitzer
¿Cómo puede ser que un periodista que se alza con el mayor premio profesional del mundo haya tenido que dejar la profesión? Pues así es. Rob Kuznia trabajaba en el Daily Breeze, un pequeñísimo periódico del estado de California en el que hace menos de un año publicó un reportaje de investigación sobre la corrupción en la Centinela Valley Union High School, un centro del distrito.

Sin embargo, y a pesar de la repercusión de dicho reportaje, como decimos, no fue suficiente como para que Rob pudiese ganarse la vida dignamente en un pequeño periódico, así que dejó su trabajo hace seis meses y ahora colabora en la Fundación USC Shoah como asesor de prensa.

Al menos, algo parece seguro: a raíz del premio, seguro que a Rob Kuznia empiezan a lloverle las ofertas de trabajo.

Publicado en Miscelánea