Forbidden Planet es, sin lugar a dudas, una película adelantada a su época. Estrenada en 1956, cuenta con efectos especiales que aún vistos hoy asombran, tal vez no por su realismo, pero sí por su ingenuidad y técnica. La trama también era novedosa para la época, presentando a la humanidad como exploradores del espacio en oposición a lo que las películas siempre habían mostrado en esa época: la visita extraterrestre a nuestro planeta. Con actuaciones apropiadas también a la década de los cincuentas, destacan entre sus actores un joven Leslie Nielsen, la bella Anne Francis, y Robby the Robot.


Póster de Forbidden Planet

En la película, Robby the Robot fue construido por Dr. Morbius, único sobreviviente de la tripulación del Bellerophon en el planeta Altair IV, ayudado por la tecnología Krell que encontró en el planeta. Robby posee un rayo desintegrador, fuerza extrema, además de la capacidad de crear materia de la nada — incluidas esmeraldas para Altaira, la hija de Morbius, y whisky para el cocinero del C57-D. Y aunque ciertamente estas características hacen de Robby un personaje memorable, son su personalidad y sentido del humor los que más se destacan.


Robbie the Robot y la actriz Anne Francis

Robby es una mezcla de traje, operado por un actor en su interior, y elementos mecánicos y electrónicos que completan la ilusión de un autómata futurista. En un breve documental titulado “Robby the Robot — engineering a sci-fi icon”, William Malone cuenta que el ruido que los elementos mecánicos de Robby producían, obligaba a grabar las escenas en las que el robot aparecía sin audio, forzando a los actores a regrabar el diálogo en forma posterior. Malone explica también que todas las piezas de Robby fueron manufacturadas especialmente para el traje; no hay nada “comprado en la tienda” en Robby.

El estilo visual de Robby es el producto del trabajo de varias personas, organizadas por el diseñador mecánico de MGM, Robert Kinoshita. Kinoshita es el mismo diseñador responsable del estilo visual del robot deLost in Space, y es quizás por eso que mucha gente confunde ambos robots. Pero por si tienes dudas, siempre puedes ver el episodio “War of the Robots” donde ambos robots aparecen juntos.

Robby the Robot fue tan popular entre quienes vieron Forbidden Planet, que Robby adquirió el estatus de celebridad y desde entonces ha aparecido en diversas películas, series de TV, e incluso comerciales. Además de Lost in Space, Robby apareció en The Twilight Zone, Columbo, The Addams Family, y muchas otras series. Además de Forbidden Planet, Robby protagonizó “The Invisible Boy” en 1957.


Póster de The Invisible Boy

Actualmente, Robby the Robot vive en la colección de William Malone, quien lo restauró a su condición original. En el siguiente video, puedes ver a Malone dando una demostración de su Robby restaurado.

Además, Fred Barton “The Robot Man” vende réplicas a tamaño real, por si quieres tener tu propio robot. La edición más barata sólo cuesta USD$17.000…

Antes que R2-D2 y C3-PO, quizás los robots más famosos de la pantalla grande, Robby the Robot abría el camino para que el público aprendiera a amar estos seres mecánicos que prometían visiones de un futuro mejor. Y mientras seguimos esperando la existencia de estas maravillas tecnológicas programadas con las Tres Leyes, no dejes de revisitar Forbidden Planet, deléitate en su ingenuidad y disfruta de un verdadero clásico de ciencia ficción.


Robbie the Robot y la actriz Anne Francis

Este artículo fue originalmente publicado en Hijos del Átomo.

Publicado en Cultura y ocio