Reciben muchos nombres además de medusas: aguamalas, malaguas, aguavivas, aguacuajada o lágrimas de mar, pero todos responden al mismo animal. Su cuerpo prácticamente esta compuesto por agua en su totalidad, y de ellas cuelga un órgano con forma de campana alrededor del extremo inferior, donde tienen la boca, a veces prolongado por largos tentáculos cargados de células urticantes llamados cnidocitos que a los que les han picando alguna vez nunca lo olvidarán. Incluso la picadura de algunas especies, como la de la avispa marina, puede ser mortal.

Aparecieron hace unos 500 millones de años y han tomado los mares y lagos de todo el planeta. En algunos lugares forman una auténtica plaga que echar a perder toneladas de pesca cada año, como en el caso de Japón con las medusas Nomura.

¿Pero cómo un animal tan simple puede hacer tanto daño? ¿Cómo funciona su mecanismo de defensa?. Cuando lo veas te va a sorprender, sobre todo porque inyectan el veneno con cientos de agujas a una velocidad increíble.

Original: SmarterEveryDay

Publicado en Ciencia