Tan alucinantes como complicados de explicar, los orgasmos cerebrales son una sensación agradable y placentera desencadenada por estímulos tan peculiares como los susurros al oido, el sonido de las páginas de un libro o un simple corte de pelo.

No sexuales, muy placenteros y duraderos, los orgasmos cerebrales no son un fenómeno universal. Solo ciertas personas pueden sentirlos, pero muchas más de las que a priori se creía. Solo hay que saber qué tecla apretar, descubre cuál es la tuya…

¿Qué son los ASMR?

orgasmo cerebral 2

Científicamente se les conoce con el nombre de Autonomous Sensory Meridian Response o ASMR. Respuesta Sensorial Meridiana Autónoma en español. Sus practicantes prefieren referirse a ellos como  braingasms u orgasmos cerebrales, aunque nada tengan que ver con el sexo.

Basicamente es una sensación de cosquilleo placentero que se genera en la cabeza, nuca y cuero cabelludo y que puede extenderse hasta el cuello, hombros y espalda. Una especie de oleada de placer y escalofríos que relaja, mejora el ánimo y el buen humor. Por eso muchos lo practican como terapia contra el estrés y la depresión.

No es sencillo de provocarlos y el estímulo que lo desencadena varía según la persona. Algunos necesitan un leve contacto sensorial como puede ser un corte de pelo o un masaje craneal, pero la mayoría se sirve de estimulos auditivos para despertarlos.

Pueden ser ruidos como el sonido de las hojas de un libro al pasar o rebuscar bolígrafos en un estuche. Otros lo experimentan al escuchar a alguien hablando en otro idioma o atendiendo a una explicación pausada. Sin embargo, el rey de todos los desencadenantes son los susurros.

La comunidad de whisperers o susurradores

Shutterstock

Shutterstock

Suena extraño pero hay personas que se ganan la vida susurrando palabras. A veces solo palabras inconexas. Otras veces, frases, poemas, clases teóricas o cuentos. Lo importante no es el contenido, sino que todo se diga susurrando.

Youtube es el principal canal de este curioso fenómeno. Allí podrás encontrar cientos de canales sobre el ASMR, con susurradores de diversos tonos de voz y en cientos de idiomas diferentes.

Fue en internet donde los ASMR arraigaron, crecieron y se extendieron, hasta que un profesor de la Universidad de Swansea decidió estudiarlos para determinar su veracidad científica.

Tras varias investigaciones, pruebas y escáneres cerebrales se confirmó su existencia y los efectos que provocan en el organismo. De 500 sujetos el 69% admitió sentir y usar los vídeos de ASMR para aliviar su ansiedad, relajarse o dormir mejor. Solo el 5% de ellos como estímulo sexual.

¿Cómo experimentar un orgasmo cerebral?

Es muy fácil. Reserva 20 minutos para relajarte. Siéntate en un lugar agradable, regula la iluminación a tu gusto, ponte los cascos y activa uno de estos vídeos.

Voz femenina en inglés: lista de cosas

Voz femenina en español y sonidos ambientales: susurros, crepitar de papel, bolsas de plástico, golpes en corcho y otros

Pasarán unos minutos en los que te sentirás algo idiota. ¿Qué hago yo escuchando esto? No desistas, relájate y concéntrate en la voz y los sonidos ambientales. Hay personas que necesitan ver a su interlocutor, otros prefieren cerrar los ojos. Siéntete cómodo.

Si eres uno de los afortunados, comenzarás a sentir ciertos cosquilleos a los 5-10 minutos de escucha. ¿Qué experimentaréis? Pues es distinto para cada persona pero puedo hablaros de mi caso:

Empieza como una sensación suave en mi nuca. Como un escalofrío que quiere nacer pero no se desencadena. Tras unos minutos mi cuello y hombros se vuelven sensibles y me siento de mejor humor. Siento que las sienes palpitan de vez en cuando y la sensación de escalofrío se convierte en una oleada suave que viaja desde mi nuca hasta la mitad de la espalda y el craneo. La sensación va siempre en aumento y me siento más despierto y positivo. Tras el vídeo, la sensación continúa por un par de horas, alternando momentos de paz con ciertos escalofríos y vibraciones.

¿Qué hacer si no sientes uno?

Lo primero, no te desanimes. Seguro que tu primera vez en muchas cosas no fue un éxito. Tal vez los susurros no son lo tuyo, o ese día no estabas muy sensible. Prueba otro día, prueba con tu idioma o con otras lenguas. También hay vídeos de sonidos. Páginas de libros, hojas cayendo en otoño, la lluvia, el mar…

Si después de todo no lo logras, lo sentimos pero tendrás que aceptar que esto no es lo tuyo. Si necesitas hacer frente al estrés o la ansiedad, recurre a otras actividades positivas como el deporte, el yoga o la meditación.

Si has sentido algo pero no demasiado intenso, debes saber que este fenómeno se puede entrenar. Tu cuerpo y mente aprende con cada experiencia y en poco tiempo podrás desencadenarlos antes y con más fuerza. ¿Qué esperas para descubrir tu mente? Aquí tienes más vídeos.

Voz femenina y sonidos ambientales: chasquidos, besos, y mensajes positivos.

Voz masculina acento argentino: poemas al oido: Pablo Neruda, Gustavo Adolfo Bécquer, Rubén Darío, Jorge Luis Borges y García Lorca

Voz femenina en francés y sonidos ambientales:

Fuentes: Wikipedia.comVice.com, Reddit.com, pablolopez.org,

Publicado en Ciencia