Los gatos son bonitos y adorables. Tomando como referencia los 26 billones de visualizaciones de más de dos millones de vídeos de Youtube de gatos escalando, haciendo travesuras y siendo adorables, es seguro que a una buena parte de los humanos nos encantan. 

Los gatos son muy entretenidos y difíciles de comprender en muchas ocasiones. Suelen sorprenderse, enfadarse, esconderse y tener otros comportamientos que nos resultan extraños e incomprensibles. Por ejemplo, si se les muestra un pepino, los gatos se asustan. ¿Por qué hacen eso? 

Desde que aparecieron en la faz de la Tierra, los gatos han sido al mismo tiempo cazadores y cazados. Los ratones y pequeños animales han sido atacados desde siempre por los gatos, y los gatos siempre han sido presa de animales más fieros y grandes. 

Al tener este papel en el reino animal, la supervivencia de su especie depende de comportamientos instintivos cruciales que siguen teniendo actualmente tanto los gatos salvajes como los domésticos. 

Para ti, los comportamientos de tu gato en casa pueden ser incomprensibles, pero, en la naturaleza, esta misma conducta lleva existiendo en los gatos desde hace millones de años y les hace tener más probabilidades de sobrevivir

Gracias a su estructura muscular especial y a sus habilidades como equilibrista, el gato es un animal que puede escalar y moverse por superficies a las que otros animales no pueden acceder. Esto les hace poder investigar el territorio desde las alturas y encontrar presas de forma más fácil. Actualmente, estas capacidades no les hacen falta a los gatos domésticos, pero sus instintos siguen siendo los mismos y ver el salón de casa desde lo alto de una estantería les parece una acción semejante. 

Al ser depredadores por naturaleza, los gatos cazan toda presa que se encuentran y ven comestible. La mayoría de ellas son pequeñas, por ello, los gatos suelen comer muchas veces al día y usar la estrategia de acosar, abalancearse sobre la víctima y matarla para mantenerse con el estómago medianamente lleno. 

Es por este motivo por el que los gatos suelen preferir jugar y perseguir juguetes pequeños con forma de animal preferentemente y comen muy pocas cantidades de comida pero de forma regular durante el día y la noche. 

Las presas pequeñas que cazan estos animales suelen esconderse en pequeños espacios de su hábitat natural, por ello, los gatos suelen meterse en cajas e investigar lugares recónditos. La misma curiosidad que siendo salvajes le empujaba a cazar, les lleva ahora a investigar la casa, salvo que ahora no dependen de ella para asegurarse de que su especie sobrevivirá durante millones de años.

En su hábitat natural, los gatos necesitaban sus uñas para escalar, cazar y defenderse. Para mantenerlas afiladas, solían rascarlas contra superficies duras que se encontraban en su entorno. De esa forma, también fortalecían los músculos de su lomo y las patas y liberaban estrés. Esta es una práctica que mantienen a día de hoy, y es por ello que tu gato probablemente haya arañado los cojines, sillones, mesas, cortinas y más mobiliario de la casa. Tu gatito está manteniéndose preparado para cuando sufráis algún ataque igual que lo hacían sus antepasados para sobrevivir, ¡No te enfades con él! 

Como mencionábamos antes, los gatos no solo fueron depredadores sino presas desde el principio de los tiempos. Por ello, también desarrollaron una gran habilidad para no ser atrapados por depredadores. En la naturaleza, los gatos que eran mejores a la hora de escapar de los predadores, eran quienes sobrevivían, por ello actualmente y aunque vivan en una casa, siguen llevando a cabo los mismos comportamientos y entrenándolos. 

 El origen salvaje de los comportamientos de los gatos domésticos explica también por qué prefieren dormir en lugares altos y en los que apenas haya olores. Son estos lugares sin olores, escondidos y en las alturas los que les mantienen alejados de cualquer posible depredador que se encuentre husmeando cerca.

Si consideramos ahora lo que sabemos de los gatos después de leer este artículo, parece que la mayoría de los comportamientos que nos parecen extraños están relacionados con su origen salvaje y con su supervivencia. 

Los gatos pueden ronronear por muchas razones, como cuando están estresados, relajados, contentos y hambrientos. La diferencia está en la frecuencia de sus ronroneos, entre 25 y 150 hercios, que se encuentra en un rango que puede ayudar a la regeneración de tejidos. Los purrr de los gatos sirven, además de para resultar relajantes a la hora de echarse una siesta con ellos, para regenerar sus huesos y músculos. Lo más curioso es que probablemente también sea beneficioso para los tuyos. 

A lo largo del tiempo los gatos se han desarrollado como depredadores solitarios que cazaban a otros animales para comer, y como presas rápidas que se escondían y escapaban para poder salvar sus vidas. Los gatos mantienen a día de hoy muchos de los instintos que les permitieron sobrevivir en un entorno hostil. Esto explica por qué tienen comportamientos extraños, porque para ellos nuestra casa es su propio bosque particular. Otra pregunta que podríamos hacernos es, además de la de que por qué se comportan así, la de que quiénes somos los humanos para ellos… Podrían estar pensando que somos propiedad suya, que somos gatos sin pelo compitiendo con ellos por el mismo territorio, o podrían vernos como amigos. ¿Tú qué crees que ocurre en la mente de un gato? 

Publicado en Animales
Fuentes consultadas:
https://www.youtube.com/watch?v=sI8NsYIyQ2A
http://www.fundacion-affinity.org/perros-gatos-y-personas/tengo-un-animal-de-compania/descubre-como-se-comporta-un-gato
https://es.wikipedia.org/wiki/Comportamiento_del_gato
http://comportamientofelino.es/index.php/consejos-sobre-gatos/consejos-comportamiento