Mientras que la mayor parte de los museos prohiben la realización de fotografías en sus galerías, muchos otros han comenzado a permitirlas. Eso sí, sin flash. ¿Pero es tan peligroso como aseguran o hay alguna razón oculta?

¿Por qué no se puede usar el flash en los museos?

museo 3

La temperatura de los museos es un valor muy controlado, ya que un aumento de unos 12ºC duplica la velocidad de envejecimiento y deterioro de la obra.

Las luces infrarrojas y ultravioletas son radiaciones invisibles pero muy eficaces a la hora de romper enlaces químicos. Es por esta razón que un libro al sol suele amarillear y quebrarse hasta hacerse polvo.

La fotografía con flash arroja un estallido de ondas de luz, que de repetirse frecuentemente, dañaría la obra al reaccionar con los pigmentos fotosensibles de la pintura.

Es por esta razón que todos los museos, prohiben la fotografía con flash en sus salas.

¿Seguridad o negocio?

Los museos más tradicionales que prohiben el uso de cámara en el interior con o sin flash, opinan que hacer fotos dentro de un museo también arruina la experiencia, retrasa el ritmo y molesta a otros visitantes. Y puede que lleven razón, pero aún así los vigilantes de sala se pasan el día cazando turistas que hacen fotos a escondidas.

museo 6

Los turistas de hoy viven en internet, donde parece más importante presumir de su visita al Louvre que de disfrutar de la enigmática sonrisa de la Monalisa. Los museos lo saben y aprovechan esta circunstancia para hacer publicidad gratis de sus obras.

Al fin y al cabo, las fotografías sin flash realizadas en espacios semi iluminados no son de gran calidad, y lejos de perjudicar a su propiedad intelectual contribuyen a la fama de sus obras más emblemáticas.

museo 2

En lo único que parecen estar de acuerdo todos los museos es en colocar una gran tienda de regalos a precios exorbitados para hacer así negocio de los recuerdos. 

Fuente: maikelnai’s blog

Publicado en Miscelánea