Hay personas que en alguna ocasión de nuestras vidas nos han hecho algún regalo por el que nos han entrado ganas de dejarles de hablar para siempre: un libro de algún autor que odias, un disco de una música detestable, o algo realmente feo y sin utilidad que al final has tenido que colocar en algún lugar de la casa por compromiso…

Nada que ver con lo que este padre hace con sus hijos y sus reacciones. Como adelanto de los regalos de Navidad, los graba para ver cómo actuan cuando a los dos pequeños les obsequia con frutas: a uno un plátano y a otro una granada.

Esto puede servir hasta como “test” para ver cuánto te quieren tus pequeños.

Original: Tim Cocker

Publicado en Miscelánea