Que los plátanos son sanísimos es algo que ya hemos visto en muchas ocasiones en la web, y que se pueden hacer obras de arte increíbles con esta fruta también. Lo que no hablamos visto hasta hoy es la resurrección de un plátano maduro.

Porque más de una vez hemos ido a por un plátano y el color negruzco que lucía por fuera nos ha hecho pensar “¿Y si en realidad lo que me apetece de verdad es una manzana?” Pues estos días han llegado a su fin. Con el truco que vais a ver en el siguiente vídeo podréis devolver el color amarillo radiante a esta fruta en 2 sencillos pasos y con tan solo 3 elementos, que son

– 1 bolsa de plástico con cierre hermético
– 1 poco de arroz
– 1 secador

Ved el vídeo y decidme si no es sorprendente el cambio que sufre.

Fuente: Brandon Queen

Publicado en Miscelánea