Wallace era un perro abandonado acogido por una protectora de animales. Su comportamiento no era ejemplar (pero es normal en un perro abandonado y encerrado en una perrera) y por ello estaban planificando sacrificarlo. Justo antes de esta desafortunada solución fue adoptado por su mejor amigo y dueño Jim Gorant, que lo convirtió en un manso y educado animal de nuevo, pero sobre todo feliz. La historia de este perro es fantástica, porque pasó de ser un perro agresivo abandonado a un manso corderito ganador de inumerables premios en campeonatos.

A los 10 años de edad fué diagnósticado con hemangiosarcoma canino y le dieron una esperanza de vida de entre 2 semanas y 3 meses si no recibía quimioterapia. En este video vemos a Wallace celebrando su cumpleaños número 11, 7 meses después de las previsiones y gracias a haber recibido un completo tratamiento que le permitió vivir feliz y sin sufrir hasta el 23 de agosto del 2013.

El regalo que le hago esta formado por todos los juguetes que la gente que lo amaba le envió por correo. Hay muchos perros que necesitan tratamientos muy caros como al que se sometió Wallace además de otros muchos que son considerados peligrosos y son sacrificados cada día. Para ayudarnos a ayudarlos, puedes comprar el libro de Wallace aqui

– Dice su orgulloso dueño y amigo Jim Groat

Publicado en Animales