El uso de la palabra tango es anterior al baile, prueba de ello era que en 1803 figuraba en el diccionario de la Real Academia Española como una variante del tángano, un hueso o piedra que se utilizaba para el juego de ese nombre. En 1889 la RAE incluía una segunda acepción en la palabra tango, difiniéndola como “fiesta y baile de negros y de gente de pueblo en América” -nada racista por cierto-. Hasta que no pasaron 100 años el diccionario no la definió como “baile argentino de pareja enlazada, forma musical binaria y compás de dos por cuatro, difundido internacionalmente”.

Se piensa que el origen de la palabra procede del lugar de reunión de los esclavos, tanto en África como en América, llamado tango. Y en Buenos Aires así se llamó a los lugares donde estos se renunían para bailar. El baile se fue componiendo por una mezcla multicultural y a principios de los ’80 se empezó a popularizar, enseñándose en las escuelas de danza de los suburbios y barrios de las afueras, donde solo participaban hombres, hasta que años mas tarde se incorporara la mujer.

En el siguiente vídeo vemos una magistral actuación en la calle de una pareja formada por dos hombres bailando tango. Según cuentan en la descripción del vídeo, el hombre de blanco se llama Juan Segui, y es un profesional de este tipo de baile de La Boca, un barrio de Argentina.

Fuentes: wikipedia, welcome argentina, dreamlode2 y teme

Publicado en Cultura y ocio