Por norma general, todos hemos comido galletas. Nuestras madres y abuelas nos las daban para desayunar, merendar e incluso para cenar. Han acompañado a muchos de nuestros alimentos a lo largo de nuestra vida y parecía que si alguna vez te quedabas con hambre, un buen vaso de leche con galletas antes de dormir te saciaba hasta el día siguiente.

Pero por desgracia las galletas que venden no son tan saludables como pensábamos, y bajo frases con truco del tipo “alto contenido en fibra” o “con la mitad de grasa” desvían nuestro atención de otros compuestos más perniciosos. Es por ello que la mayoría de las galletas que venden se consideran bollería industrial: cargadas de azúcares, harinas refinadas, aceites de poca calidad, etc.

Todo lo que podamos hacer con ingredientes que conozcamos, podrá ayudarnos a valorar mejor lo saludables que puedan ser, como por ejemplo, estas deliciosas galletas de avena y chocolate del canal de recetas HackingFood que os mostramos en el siguiente vídeo. ¡Disfrutadlas!

Publicado en Cocina