A nadie le amarga un dulce. Esta frase la hemos escuchado cientos y cientos de veces. Ya sean galletas de chocolate o tartas de fresa no debemos abusar de estos alimentos. Aunque sean preparados en casa y con ingredientes 100% naturales, un atracón de pasteles nunca es bueno.

De todas formas, yo creo que es casi imposible evitar estos ataques de necesidad de golosinas, así que lo mejor que podemos hacer es tomarnos el postre más sano posible y de manera eventual.

Con motivo de estas ansias que nos dan a los seres humanos, cuando te apetece algo dulce y no puedes resistirte; os traemos hoy una receta bastante sencilla y rápida de Nutella -o nocilla, como prefiráis llamarla- vegana y casera.

Crema de chocolate vegana

nutella vegana 4

Los más famosos son la Nutella blanca y la negra, por eso en esta receta vamos a poder hacer de los 2 tipos

Ingredientes para 2 botes:

  • 150 gr de avellanas tostadas
  • 70 gr de sirope de ágave
  • 80 ml de bebida vegetal (de soja, almendras, etc)
  • 8 cucharadas de aceite de girasol
  • 1,5 cucharadas de cacao o algarroba
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • Una pizca de sal

nutella vegana 1

Instrucciones:

Muele las avellanas hasta dejarlas muy finas. Puedes usar una batidora, termomix o incluso un molinillo de café. Cuanto más finos queden los trozos más suave será la textura que adquiera la pasta. Nosotros recomendamos picarlas hasta que se quede con aspecto de arena -es decir, muy fino-.

Ahora añade la bebida vegetal -puede ser de soja, de almendras, de arroz o de lo que más te guste- y mezclado bien. Añade los demás ingredientes, excepto el cacao o algarroba (depende lo que hayas elegido) y sigue mezclando.

Así se debería quedar la nocilla blanca

Así se debería quedar la nocilla blanca

Cuanto tenga un aspecto homogéneo retira la mitad y guárdala en un bote. Esto es la nocilla blanca, ya está lista para ser consumida.

Ahora añade el cacao o la algarroba a la mitad restante, mézclalo bien y ya tendrás lista la crema de chocolate.

La algarroba es el fruto del algarrobo -no era muy difícil de adivinar-. Sus semillas tienen muchos azucares naturales, proteínas, calcio, hierro, etc. Su sabor recuerdan ligeramente al del cacao pero es mucho más sano, por lo que es ideal como sustituto. De todas formas, si no te gusta su sabor puedes optar por usar solo cacao o incluso mezclar un poco de cacao con algarroba.

Y así la negra

Y así la negra

Si el resultado final os queda un poco más liquido que como en las fotos, variad un poco la cantidad de avellanas molidas añadiendo o quitando según la queráis mas densa o menos.

Si os animáis a hacerla contadnos cómo os ha quedado, y si se os ocurre alguna cosa para mejorar la receta.

Fuente: Tigriteando

Publicado en Cocina