Los tiburones son los grandes depredadores del océano. Su mala fama es producto del desconocimiento y debida a ciertas películas de terror. En estos films se nos muestra un animal que solo busca saciar su hambre con presas humanas.

La realidad es que a los tiburones ni si quiera les gusta el sabor de nuestra carne. Los ataques que se producen suelen ser por confundirnos con una presa natural (tortugas o focas) o por sentirse amenazados.

Estos animales incomprendidos causan verdadero terror en muchas personas. Pero hay gente que es capaz de sobreponerse a este miedo para llevar a cabo actos que son dignos de ser alabados. Este es el caso de los hermanos que protagonizan el siguiente vídeo.

Parece que están fastidiando al escualo, pero no

Parece que están fastidiando al escualo, pero no

En la costa de Destín, Florida, los 2 muchachos avistaron un tiburón martillo. La gente empezó a alarmarse cuando uno de los chicos cogió al escualo por la cola y lo arrastró hasta la orilla.

Este acto en principio fue tomado como temerario e irresponsable, y los gritos de la gente que se encontraba en la playa así lo atestiguan. Pronto se dieron cuenta de que todo tenía una razón. El joven había observado que el tiburón martillo tenía la boca llena de anzuelos. De no quitárselos el animal probablemente no podría comer y moriría en pocos días.

¿Queréis ver como acabó todo este rescate? Pues dadle play al vídeo y sorprendeos con la belleza de estos desconocidos animales oceánicos.

Fuente: 1ArmStarfish, Artículo por La Voz del Muro

 

Publicado en Animales