Los incendios pueden llevarse aquello que más queremos en tan solo un solo instante, así como el esfuerzo de todo nuestro trabajo.

De hecho, un incendio de gran magnitud es uno de los temores más grandes con el que conviven la mayor parte de los agricultores; es fácil que te pille desprevenido y difícil que no acabe con gran parte de la cosecha.

Sin embargo, hoy veréis cómo, a pesar del nerviosismo y la tensión del momento, a un agricultor se le ocurrió la ingeniosa forma de detener un incendio que estaba acabando con el fruto de su duro trabajo.

Las imágenes fueron tomadas en una zona de Colorado, en EE. UU., donde un incendio enorme estaba consumiendo rápidamente hectáreas y hectáreas de cosecha. La solución del granjero fue simple, rápida y audaz: crear un cortafuegos improvisado con una cosechadora alrededor a las llamas para aislar el resto del campo.

Gracias al coraje de este agricultor no hubo que lamentar víctimas, pues aunque arriesgó su vida consiguió detener el frenético avance del incendio. ¡No te lo pierdas!

Fuente: USAnewsful

Publicado en Insólito