Hay gente de buen corazón para la que todos los seres vivos merecen respeto y cariño, ya estén en libertad o sean animales domésticos, no admiten que los animales sufran.

Este tipo de personas compasivas, son incapaces de ignorar a un perro perdido, una ardilla herida o un pajarito que no puede volar. Seguro que como yo, conoces a algún amigo o amiga, que sería capaz de convertir su casa en un santuario de animales desvalidos, si estos se cruzarán en su camino.

Nuestro protagonista es una de esas personas especiales con un corazón de oro. Un día en el ejercito, dos soldados trajeron una pequeña ardilla a punto de morir y este suboficial decidió hacer todo lo que estuviera en su mano para salvar su vida.

Desde entonces se han vuelto amigos inseparables y su amiga ardilla le acompaña a todas partes.

Ardilla amaestrada 1

Ardilla amaestrada 5

La ardilla se recuperó por completo poco después de ser adoptada. Ahora está sana y ha desarrollado una gran afición por la Nutella.

Ardilla amaestrada 6

Ardilla amaestrada 7

Tres meses después del rescate, el suboficial dejó el ejército y se convirtió en taxista. Para sorpresa de sus clientes, la pequeña ardilla le acompaña en todos sus viajes.

Ardilla amaestrada 2

Ardilla amaestrada 3

Es completamente autónoma y siempre esta suelta, a pesar de ello, continua junto a su amigo humano.

Ardilla amaestrada 4Ardilla amaestrada 8

Una bella historia sobre la amistad entre especies, ya que la ardilla, no es de su propiedad, sólo permanece a su lado porque ella quiere.

Fuente: Viralnova

Publicado en Animales