Prohiben_botellas_plastico

En un movimiento audaz hacia el control de la contaminación, San Francisco acaba de convertirse en la primera ciudad en prohibir la venta de botellas de plástico en el espacio público. Sin embargo, aunque pueda parecer estricta, se trata de una medida que ya ha sido aplicada en 14 parques nacionales y algunas universidades, como la de Concord o Massachusetts, donde esta se aplica de una forma mucho más severa.

La ley, que entrará en vigor en el próximo mes de octubre, va enfocada a las botellas plásticas de agua de hasta 600 ml. Hasta el año 2016 habrá excepciones para los distribuidores de comida y eventos al aire libre, a fin de garantizar la existencia de un suministro confiable de agua en los puntos clave de la ciudad. Los infractores de esta prohibición se enfrentarán a multas de hasta 1.000 dólares.

El presidente de la Comisión de Medio Ambiente, Josué Arce, afirmó que esta prohibición es “un paso más hacia nuestro objetivo de cero residuos”. El plan es que para el año 2020 no haya botellas de plástico entre los residuos de los vertederos de la ciudad, a fin de contribuir en el ahorro de petróleo, ya que la demanda de botellas de agua en EEUU requiere el uso de 17 millones de barriles anuales, o lo que es lo mismo, toda la gasolina que puedan gastar 1,5 millones de vehículos en un año.

Por su parte, la American Beverage Association, que incluye Coca-Cola Co. y Pepsi Co., afirmó en un comunicado que la prohibición era “nada más que una solución en busca de un problema. Se trata de un intento equivocado por los supervisores de la ciudad para reducir los residuos en una ciudad de recicladores ávidos”.

Hacia un futuro más prometedor

Prohiben_botellas_plastico_2
Una botella de plástico tarda aproximadamente 100 años en biodegradarse. Según Los Angeles Times, de las 167 botellas de agua que un norteamericano consume en el promedio de un año, tan solo se reciclan 38 envases, o lo que es lo mismo, un 23%. Entonces, ¿cuántos miles de años hacen falta para que estos residuos desaparezcan?.

La contaminación está destruyendo nuestro planeta lentamente y, si continuamos así, en 100 años podríamos habitar en un planeta completamente irreconocible, asolado por los efectos del cambio climático. Por ello pensamos que esta ley es un avance, aunque lento, hacia un futuro más mucho más limpio y prometedor.

Fuente: globalflare

Publicado en Animales