Ya sabéis que en La voz del muro no nos guiamos por modas, ni promovemos un canon de belleza único. La obsesión por el peso o el aspecto nunca trae nada bueno. Esto no quiere decir que tengamos que abandonarnos y engordar como si no hubiese un mañana.

El termino medio es llevar una vida lo más sana posible y disfrutar sin obsesiones. Con un poco de ejercicio y una alimentación equilibrada podremos encontrarnos muy a gusto con nosotros mismos.

Hoy os traemos la historia de Jesse Shand, un joven de 28 años que se abandonó hasta límites insospechados, llegando a alcanzar el peso de 317 kg. Más allá de cualquier aspecto estético, este peso es peligroso para la salud de Jesse, imposibilitándole hacer una vida normal, aumentando el riesgo de sufrir un infarto, diabetes, artrosis, etc…

Su exceso de peso también es el causante de que Jesse tuviese una baja autoestima y esto le llevaba a actuar en internet -su único contacto con el mundo exterior- como lo que se conoce como un troll.

Jesse insultaba y provocaba a la gente desde la comodidad de su sofá y ayudado por el anonimato que confiere internet. Hasta que un día entró en un foro de culturistas y, después de hacer lo que mejor se le daba, los usuarios le pidieron una foto. La reacción de estos dista mucho de lo que te puedas esperar, y esto cambió su vida.

Si quieres saber toda sus historia y cómo ha cambiado su vida y su aspecto físico no dejes de pinchar en el vídeo.

Fuente: Barcroft TV

Publicado en Salud