casa-estudiantes-02

Los que hayáis compartido piso en vuestra época de estudiantes váis a entender perfectamente cuáles son las principales ventajas de éstas cabañas: la intimidad y el silencio. Pensando en aquellos que buscan tranquilidad, comidad y, en definitiva, un espacio al que huir cuando decidan ponerse a trabajar, el estudio de arquitectura sueco Tengbom Architects ha diseñado éstas bonitas y originales viviendas.

Las cabañas tienen una superficie de 10 metros cuadrados y, por ello, están destinadas a ser utilizadas como vivienda para corta estancia o por un tiempo limitado, como ocurre en el caso de los estudiantes.

casa-estudiantes-01

El proyecto parte de una colaboración entre el fabricante de maderas Martinsons y la inmobiliario AF Bostäder, empresas que encargaron su desarrollo a Tengbom. Los arquitectos investigaron junto a una selección de estudiantes de la Universidad de Lund cuáles eran las necesidades básicas que podían tener los usuarios de éstas miniviviendas.

casa-estudiantes-04

El resultado es un loft compacto con una zona alta para dormir, una cocina, un baño y un rincón para estudiar.

casa-estudiantes-05

casa-estudiantes-08

casa-estudiantes-06

Un precio asequible, materiales respetuosos con el medio ambiente y un diseño inteligente, las convierten en una buena opción para aquellos que prefieran la vida en solitario.

casa-estudiantes-03

La madera laminada que se utiliza para su construcción reduce en un 50% el coste de la vivienda y las emisiones de carbono, debido a sus caracterísitcas de fabricación y a que se adquiere en la zona de construcción para ahorrar en transporte. La producción flexible de éstas maderas y sus técnicas de ensamblado hacen que las cabañas se puedan construir sobre el terreno final.

casa-estudiantes-07

Si te animas a poner una de estas en tu jardín seguro que no te faltan candidatos para vivir en ella.

Vía Archdaily / Fotografías de Bertil Hertzberg Este artículo apareció originalmente en nuestra web casasincreibles.com

Publicado en Cultura y ocio