El invierno es una de las peores épocas para los animales callejeros. Con la bajada de temperaturas nocturnas y las grandes nevadas, son muchos los que no consiguen sobrevivir a esta estación.

Hoy os traemos la historia de un pequeño gatito que se vio en esta situación. Congelado entre la nieve después de una dura noche a temperaturas bajo cero, todo estaba en su contra y hacía presagiar el peor desenlace posible.

Sin embargo, la negativa ante la idea de abandonar este mundo que, sumada a la perseverancia de la familia que lo encontró, casi muerto, obraron el milagro. Una conmovedora historia que seguro consigue arrancaros alguna lagrimilla.

Por suerte, el trágico destino que parecía tener el gatito, ha cambiado completamente.  Ahora vive feliz y a salvo en un hogar en el que se le quiere, y en el que puede dormir calentito al calor de una chimenea. Si queréis conocer la historia al completo, tan solo tenéis que ver el siguiente vídeo.

Fuente: GoPro Artículo creado por Lavozdelmuro.net

Publicado en Animales