Graduarse no es fácil, no sólo por la carga lectiva, sino por la cantidad de gastos que conlleva, sin contar con la gente que pide un préstamo al banco para poder permitirse tal lujo. Cuando acaban, los graduados están preparados para iniciar sus vidas laborales, pero a menudo se encuentran atrapados en un ciclo interminable de deudas acumuladas, generadas mayormente por los gastos de manutención. Efectivamente, suena como un pesado lastre, lleváis razón.

Sin embargo, el estudiante de la Universidad de Tejas Joel Weber, de 25 años, decidió que no iba a optar por ese camino. Para reducir sus futuros gastos, se construyó una pequeña casa de poco más de 18 metros cuadrados, con electricidad y agua. De esta manera, no tendrá que lidiar con el pago de los préstamos y el pago del alquiler, sin contar con que podrá evitar una hipoteca, al menos de momento.

La casa es respetuosa con el medio ambiente, ya que la mayor parte de estas casas pequeñas lo son. Además está construida sobre un remolque de 5 metros que permite fácilmente su movilidad

casa_estudiante_1

Con ayuda de un carpintero, Weber comenzó la construcción

casa_estudiante_2

Deseaba hacer la casa con la mayor cantidad de materiales reciclados posibles

casa_estudiante_3

En total, Weber se gastó unos 18.000 €, ahorrando una cantidad considerable y el resto de las donaciones que le hicieron los amigos, familiares y miembros de su comunidad. Diseñó la casa él mismo ayudado por un carpintero y un electricista

casa_estudiante_4
Además de la planificación, organización y la construcción de su propia casa, Weber también hace paisajista, casas para niños y trabaja como niñero para la gente de su comunidad en Dallas. De este modo, pudo destinar el dinero que había ganado en estos puestos de trabajo para su gran proyecto.

El interior resulta sorprendentemente espacioso para estar bajo 18 metros cuadrados

casa_estudiante_5

En esta mini cocina de propano es donde Weber hace sus comidas

casa_estudiante_6

La casa cuenta con dos alturas para un espacio de almacenamiento adicional o para recibir huéspedes

casa_estudiante_7

El dormitorio de aloja en la altura superior, mientras que los espacios comunes como el comedor y la sala de estar en la parte de abajo

casa_estudiante_8

Weber ha aprovechado una simple estantería para darle tres usos bastante útiles: escritorio, escalera y estantería

casa_estudiante_9

La zona de estar es bastante luminosa y está ingeniosamente decorada con elementos reciclados

casa_estudiante_10

Incluso el lavabo podríamos decir que es único en sí mismo, pues Weber utilizó una vieja fuente de cerámica para construirlo

casa_estudiante_11

Esta fantástica ducha y el inodoro completan el baño, convirtiéndolo en una estancia que no carece absolutamente de nada

casa_estudiante_12

Como habréis notado, Weber se inspiró en los colores de la naturaleza para darle a su casa un ambiente salvaje y rústico

casa_estudiante_13

Weber actualemnte reside en Dallas, pero en agosto él y su casa se trasladarán a Austin, Tejas, para el nuevo curso escolar, en el que no tendrá que hacer frente a los 700 € de manutención. Aunque el costo inicial fue mucho mayor, nuestro estudiante espera poder ahorrarse un gran dinero a largo plazo. ¿Qué os parece su plan?

casa_estudiante_14

Fuente: viralnova

Publicado en Hogar