Todos hemos visto alguna vez camiones enormes transportando animales. Cerdos, pollos, vacas u ovejas, entre otros, permanecen demasiado juntos en espacios muy estrechos.

Uno de estos camiones que transportaba cerditos en Canadá hizo un alto en su camino. Fue entonces cuando un grupo de mujeres aprovechó la parada del vehículo para acercarse y dar de beber a los animales.

Con botellas se aproximaron a los huecos que el propio camión tiene para poder darles agua.

dar-agua-cerditos1

La TorontoPigSave es una asociación animalista que lucha para lograr que los modos en que son tratados los animales que se destinan para consumo humano sean transparentes.

Esta asociación describe el transporte del criadero al matadero como un verdadero infierno. Mientras que la temperatura externa llega a los 45º C, en el interior de estos camiones fácilmente se alcanzan temperaturas mucho más altas.

dar-agua-cerditos2

Además de darles de beber, mojan también los hocicos de los animales que se asoman por los agujeros desesperados. No se sacian jamás, el agua que les dan no es suficiente. Y es que pueden pasar días sin que los animales transportados en el camión reciban algo de agua. Además, los excrementos de las docenas de cerditos se mezclan con el calor y la falta de hidratación.

dar-agua-cerditos

“Esto te rompe el corazón”, dice una de las mujeres activistas en favor de los animales. Sobre todo cuando ha habido casos parecidos en los que las personas que se han acercado para ofrecer agua a los animales han sido acusados por intromisión en la propiedad, considerado un acto delictivo por el que podrían ir a la cárcel.

dar-agua-cerditos4

La acción de estas mujeres fue grabada en vídeo para dejar testimonio del trato que reciben los animales destinados al consumo humano. No es agradable, pero sí necesario ver este tipo de documentos que ayudan a crear conciencia y no dan pistas de qué deberíamos cambiar para convivir con nuestro entorno de forma respetuosa.

Fuente: TorontoPigSave

Publicado en Animales