Dicen que la mayoría de los hombres no se dan cuenta cuando sus parejas se hacen algún cambio, como por ejemplo un nuevo peinado, cambiar a otra colonia, otro vestido, etc.

Para ver si eso era cierto quisieron hacer un experimiento durante el “Día de la mujer”. En él varias parejas salen a cenar a un restaurante mientras que una cámara oculta graba la escena. En mitad de la cena, la mujer abandona la mesa con la excusa de que tiene que ir al baño, donde la esperan un equipo de estilistas que en un abrir y cerrar de ojos, la ponen aun más guapa.

Después, se incorpora a la mesa como si no pasara nada ¿que ocurrirá? No te pierdas las reacciones.

Original: Phocus

Publicado en Miscelánea