Aunque nos resulte extraño, existen mucho tipo de atracciones además de las que se puedan sentir hacia una persona de sexo masculino o femenino. Conocemos y normalizamos las más comunes por ello, parafilias donde un fetiche puede evocar sentimientos relacionados con el sexo, como unos zapatos de tacón, o lencería. Incluso a un gran porcentaje de personas les gusta sentir dolor leve ocasional mientras mantienen relaciones sexuales. Las consideraciones acerca del comportamiento considerado parafílico dependen de las convenciones sociales imperantes en un momento y lugar determinados.

Y uno de esos comportamientos extremos es la objetofilia, donde la linea que la separa de las demás parafilias y del simple erotismo es mucho mas gruesa. En ella encontramos atracción por objetos de todo tipo, vehículos de motor, máquinas, árboles, etc. En el siguiente video veremos dos de las más extrañas y lo normalizado que la tienen las personas que conviven con ellas: una mujer que siente pasión por las vallas y un hombre enamorado de una atracción de feria. Es común en estas personas pensar que los objetos les hablan directamente a la mente como si existiera un vínculo de telequinesis. Ver para creer.

Original: cheyne67 canal FIVE y wikipedia, wikiepdia 2

Publicado en Ciencia