La espera de un vuelo en el aeropuerto suele ser aburrida. Tras dar una vuelta por las tiendas acabas sentado frente a la puerta de embarque esperando que la hora de salida se acerque, y en el mejor de los casos, que esta no se prolongue más tiempo de la establecida.

Los pasajeros que esperaban embarcar en uno de los vuelos del aeropuerto de Praga tuvieron la suerte de que esa espera estuviera amenizada por un pianista muy original, que tocó la famosa canción “Para Elisa” de Beethoven en diferentes estilos musicales.

Publicado en Cultura y ocio