Una concejala grababa fumando en el pleno al alcalde de la localidad malagueña de Benaoján, Francisco Gómez González. Ante la insistencia de la mujer para que apagara el cigarrillo, éste la mira y le “ladra” (más bien es un “miau”), haciendo caso omiso a sus sugerencias. En declaraciones posteriores, el alcalde niega haber ladrado a la mujer.

Publicado en Miscelánea

Si te gustó compártelo: