35.000 morsas se aglutinaron esta semana en una playa en el noroeste de Alaska al no poder encontrar hielo sobre el que descansar para continuar su viaje por el mar. Este acontecimiento está ocurriendo desde el 2007 y los científicos aún están estudiando las consecuencias de este comportamiento en cuanto a su acceso al alimento y a los perjuicios para su salud.

cambio-climatico

http://www.noaa.gov/

La morsa del Pacífico, no tienen energía para nadar indefinidamente y dependen del hielo marino para descansar periódicamente. Siguiendo el hielo marino del Mar de Bering, que se va alejando hacia el norte en el verano, es su transporte hasta el Mar Chukchi, frente a la costa de Alaska. Este año, y todos desde el 2007, la falta de hielo marino ha congregado a mas de 35.000 morsas en la playa de Alaska.

cambio-climatico2

http://www.noaa.gov/

Este es un cambio real y una de las primeras víctimas del cambio climático del que aun no conocemos las consecuencias sobre el impacto que tendrá en el ecosistema y su equilibrio.

La pérdida del hielo marino ha dado lugar a que esta especie entre en la lista de especies en peligro. La población actual se estima en más de 200.000, pero a medida que la tierra continúa calentándose y el hielo marino se retira, las morsas comienzan a estar amenazadas.

Fuente: thinkprogress

Publicado en Animales