Si has intentado hacer patatas chips caseras y no te salían bien, sigue este método

Enlace patrocinado
por Alberto Díaz Pinto
el 12/11/2016 en Trucos

No hay nada mejor que consumir productos artesanales o caseros, y las patatas fritas de bolsa no iban a ser una excepción. Es cierto que algunas marcas comerciales están bastante buenas, pero en ningún caso podrán superar las que hagamos nosotros mismos en casa.

Además, son una opción mucho más saludable y que podremos tener siempre que queramos. Deleita a los tuyos con esta receta y no querrán volver a probar otras patatas, te lo garantizo.

Estos son los ingredientes que vamos a necesitar:

Ingredientes

  • 4 patatas medianas, peladas y cortadas en rodajas tan finas como el papel.
  • 3 cucharadas de sal
  • 1/4 de litro de aceite para freír (de girasol, por ejemplo.

Seguramente tengáis estos ingredientes en casa, por lo que cualquier momento es bueno para ponerse a hacer patatas fritas. Una vez tengáis todo listo, pongámonos manos a la obra:

Primero pelamos las patatas

Cuando las tengáis, utilizaremos un procesador de alimentos para cortarlas lo más finamente posible

A falta de un procesador de alimentos, también podréis usar un rallador multifuncional como este, utilizando la hoja para cortar situada en el centro

Después pondremos las patatas en un recipiente con agua fría

A continuación escurrimos y enjuagamos las patatas

Llenamos el recipiente de agua otra vez y le agregamos 3 cucharadas de sal

Echamos nuevamente las patatas en el recipiente, pero esta vez las dejaremos reposar durante 30 minutos

Después escurrimos y enjuagamos con agua limpia

Colocamos unos trozos de papel de cocina sobre una superficie lisa y ponemos las patatas por encima. Después las cubrimos con más papel para extraerles toda la humedad y el exceso de agua, tanto como sea posible

En una sartén calentamos el aceite para freír a 185ºC, ayudándonos de un termómetro para calcular la temperatura exacta

Una vez que el aceite esté caliente, echamos las patatas en pequeñas tandas (tal y como veis en la fotografía)

Cuando estén doradas las retiraremos

para ponerlas sobre más papel de cocina y absorber el exceso de aceite

Cuando se hayan enfriado, añadiremos un poco de sal al gusto y listo. ¡Buen provecho! :)

A continuación os dejamos con la receta completa en vídeo. ¡Ah! y no os olvidéis de comentarnos cómo os han salido ;)

Vía: Allrecipes

Si te gustó, compártelo:

¿Quieres escribir en La voz del muro? Déjanos tu email

Síguenos en Facebook

Artículos relacionados y más