Demi es una joven que sorprendió al jurado y al público -y para que nos vamos a engañar, a nosotros también- en la edición holandesa de “La Voz Kids” por dos motivos. El primero es que parece mucho más mayor, a pesar de ser una niña de 13 años, un dato poco relevante si lo comparamos con el segundo, el verdaderamente importante, su voz. Cuando empieza a cantar, un chorro de voz de cantante de gospel emerge de sus entrañas llenando todo el escenario. El jurado sólo necesitó unos segundos para reconocer su don, y se volvió de inmediato para proponerle “fichaje” en su equipo.

La voz de Demi está cargada de energía, y raro será si después de escuchar esta versión de Something’s Gotta Hold On Me no te animas tu también.

Original: The Voice Kids

Publicado en Cultura y ocio