nuriavilanova.com

nuriavilanova.com

Cuando comes comida que sale de una bolsa, una caja o un paquete de cualquier tipo, lo más probable es contenga aceite de palma. Se añade al chocolate, se convirtió en el aceite de fritura, y se coló en los snack de todo tipo -de hecho, en la actualidad se pueden encontrar en aproximadamente la mitad de los productos alimenticios envasados ​​que se venden en los supermercados-. Este aceite tiene un costo humano y ambiental terrible. El crecimiento de la demanda ha impulsado la creación de plantaciones industriales de palma aceitera en millones de hectáreas de exuberante selva tropical en Indonesia y Malasia, hábitat de orangutanes, y situación agravante del cambio climático.

La comunidad científica advierte que los orangutanes podrían extinguirse si se sigue destruyendo selva a la velocidad que se está haciendo. Están destruyendo los pulmones de nuestro planeta.

La siguiente campaña llevada a cabo por Rainforest Action Network quiere concienciar de la situación y hacer conocedor a todo el mundo de las consecuencias de las plantaciones industriales de aceite de palma. Para ello se pone en la piel ficticia de un orangutan. Pero seguro que si pudieran hablar, nos dirían esto:

Original: Rainforest Action Network

Publicado en Animales