Los que tenemos gatos conocemos perfectamente cuándo quieren comer nuestros pequeños felinos. En mi caso él viene a dónde estoy, maúlla, se tumba en el suelo al revés para que lo acaricie y acto seguido le de su comida, algo que encontraba increible… hasta que vi a este gato. (Empieza a mitad del video)

Fuente: 1

Publicado en Miscelánea