La música clásica tiene varias corrientes diferenciadas según la época en la que fue creada o el propósito de esta. He de reconocer que no estoy muy versado en estos temas y no tengo el oído lo suficientemente entrenado como para apreciar las delicadas notas que componen muchas de las melodías de este género.

Aún siendo un profano en este campo, hay ciertas sinfonías y autores que se me antoja imposible que no conozca todo el mundo. Composiciones como Para Elisa de Beethoven, La cabalgata de las Valquírias de Wagner o Tocata en Re Menor de Bach son famosas en el mundo entero por su aparición en innumerables medios. Tal vez por el nombre no te suenen, pero prueba a buscarlas y seguro que las has escuchado más de una vez.

Ya os habíamos enseñado a un niño que se postula como el próximo Mozart o una orquesta clásica versionando un tema electrónico, esta vez los papeles se invierten.

Hoy os traemos algo a caballo entre lo clásico y lo moderno. Con un Drum pad y un dominio en los dedos digno del mismísimo Chopin, Gabe Jøhn, un músico canadiense también conocido como Owls, nos enseña como se versiona una marcha clásica al estilo Trap.

La canción en sí es la Marcha Turca de Mozart y cuando empiece a sonar te darás cuenta que la has escuchado cientos de veces, pero no de este modo. Seguro que más de un amante y defensor de la música clásica calificará esta versión de crimen, sacrílega o innecesaria. Sinceramente, yo creo que todo lo que sea acercar la música clásica al público en general bienvenido sea. Además, que buena es esta melodía que la versiones como la versiones sigue sonando genial.

Fuente: Owls

Publicado en Cultura y ocio