Los gatos son animales curiosos por naturaleza, con grandes reflejos y una gran velocidad, todo lo contrario de lo que se podría esperar de una tortuga.

Aunque si eres de los que piensan que las tortugas son animales lentos, es que no las has visto jugar al “pilla pilla”, y es que, aunque nuestras amigas de caparazón verde tengan fama de tranquilas, pueden correr con relativa rapidez si las molestas.

No te pierdas a esta nueva versión del juego del ratón y el gato, protagonizado por un travieso felino y una valiente tortuga de río, seguro que conseguirán sacarte más de una sonrisa.

Original: Cat and turtle

Publicado en Animales