Antes de Jim CarreyAdam Sandler o Will Ferrell hubo un humorista que supo ganarse el cariño y respeto del público gracias a sus gags, muecas y gestos sobre expresivos. Hablamos, claro, del extraordinario Jerry Lewis.

Hijo de padres del mundo del espectáculo, Lewis, ya cantaba con solo cinco años y participaba en diferentes números musicales. Sin embargo y a pesar de sus inicios no logró despuntar hasta asociarse con el guaperas de Dean Martin.

Juntos formaron uno de los dúos cómicos más exitosos de la historia del cine, hasta que discutieron y se separaron de malos modos en 1956. Estuvieron más de 20 años sin hablarse. 

Martin y Lewis / wikimedia

Dean era la cara bonita y Lewis el gracioso. Uno interpretaba al galán y el otro al personaje cómico y algo bobalicón. La formula funcionaba sobre el papel, pero en la gran pantalla Lewis y sus personajes atraían toda la atención; era una especie de patito feo que de repente llenaba la pantalla bailando de forma impresionante.

Aquí os dejo con una de sus actuaciones de baile más memorables: el Jitterbug de la película Living It Up, que coreografía con la encantadora Janet Leigh (Psicosis) en 1954. 

Para quien no lo sepa, el Jitterbug fue un baile muy popular entre las décadas de 1930 y 1940 en Estados Unidos. Es como un swing más enérgico y con diversas acrobacias al ritmo de las antiguas Big Bands. No te lo pierdas, te transportará al pasado. 

Publicado en Cultura y ocio