Cuando Newton habló de la manzana que le golpeó en la cabeza la humanidad entendió el concepto de gravedad, como aquella fuerza que atrae a todo los objetos hacia el interior de la Tierra. Llegó a la conclusión de que los objetos de mayor masa, como los planetas y las estrellas, ejercían mayor fuerza de gravedad que los que tenían poca masa.

Newton entendió cómo funcionaba la gravedad, pero no por qué. No fue hasta la aparición de la Teoría General de la Relatividad de Albert Einstein, publicada en 1915, que una teoría explicó la causa de la gravedad. Einstein mostró que la gravedad no era una cualidad inherente a los objetos, sino que era causada por las curvas en las dimensiones espacio-tiempo, que es donde todos los demás objetos descansan. Por lo tanto, incluso la luz y otros fenómenos sin masa se ven afectados por la gravedad.

Original y fuentes: EdwardCurrent y ehow

Publicado en Ciencia