Que las cabras son unas escaladoras natas, no es ninguna novedad. De hecho, hace unos meses os mostrábamos unas imágenes tremendamente impactantes, donde se las puede ver en sitios en los que cuesta creer que hayan podido llegar ahí con sus cuatro patas y sin ayuda de nadie. Seguramente la expresión popular española de “la cabra tira al monte”, se quede corta para describir de lo que son capaces estos hermosos animales.

Además son unas luchadoras natas, tal y como vimos con la inspirador relato de Frosty, la cabra que nació con una infección en las patas traseras y que, gracias a la ayuda y el amor de su dueña, la historia tuvo un final feliz.

Hace poco hemos visto que circula por la red un vídeo de unas cabras de Marruecos subidas a un árbol. Lo que más impresiona es verlas a todas juntas, inmóviles como estatuas de cera, sobre las ramas.

La explicación de este curioso comportamiento reside en que el fruto de estos arganes marroquíes es un manjar para ellas. Por ello, las cabras no se conforman con las piezas de las ramas inferiores, las cuales pueden coger sin necesidad de trepar, o las que hayan caído al suelo, sino que trepan hasta lo más alto para obtener lo que quieren.

Fuente: Photo Workshop Adventures

Publicado en Animales