Las mejores historias de amor no son las que suceden en un entorno paradisiaco, son fruto de una casualidad o suceden en la gran pantalla. En nuestra opinión, las más memorables son las que perduran con el paso del tiempo sin estropearse, como si estuvieran hechas de oro.

Bill y Glad son una de estas parejas, y el amor incondicional que sienten el uno para el otro es un ejemplo a seguir. Llevan 60 años juntos, prácticamente toda la vida, pero en su 50 aniversario Bill notó que algo no funcionaba como debía: Glad tenía Alzheimer. Apenados por la desafortunada noticia, Bill reafirmó aun más sus sentimientos cuidándola cada día y haciendo cosas preciosas por ella.

Fuente: cvcnow

Publicado en Miscelánea