Durante una inspección rutinaria de plagas en una casa, el exterminador Noel Parminter se llevó una desagradable sorpresa: un espécimen realmente grande de una Sparassidae o araña de la madera australiana.

¡Ah! pero la dulce criatura no estaba sola, sino acompañada por su enjambre de crías, que podían constarse por cientos.

En declaraciones a un medio local, Noel asegura que la madre medía unos 20 cm de largo, por lo que era uno de los ejemplares más grandes que había visto en sus 16 años de carrera.

“Parecen más feroces de lo que son. Estas arañas son muy beneficiosas para mantener las poblaciones de otras especies de insectos a raya. Estas pequeñas no pueden matar a nadie, no son excesivamente venenosas y no son agresivas”

Aún así, yo las sigo viendo un poco repulsivas :S ¿y tú?

Publicado en Animales
Fuentes consultadas:
https://www.facebook.com/auswisepestcontrol/videos/393368044361735/