Me encantan las ilusiones ópticas. Intentar averiguar qué es lo que falla en ciertas imágenes, o cómo intentan engañar a nuestros sentidos aprovechando los límites y fallos de nuestros ojos y de como nuestro cerebro procesa la información, me resultan realmente fascinantes.

Entre los muchos tipos de ilusiones ópticas que existen las que, personalmente, más me llaman la atención son las de las imágenes anamórficas. Este tipo de ilusiones se basan en una imagen completamente deformada que solo cobra sentido si se la observa desde un determinado punto de vista.

Hay que estar muy atentos y tener un ojo casi biónico para percibir el engaño de estas fotografías, y aún así, muchas veces es imposible distinguirlas de la realidad. Debido a esto, han sido usadas en el mundo del cine en multitud de ocasiones, e incluso por magos para realizar sus trucos.

Hoy os traemos un vídeo con unas cuantas de estas ilusiones ópticas. Para que veáis lo difícil que puede llegar a ser descubrirlas. El final tiene sorpresa. No os vamos a decir nada más tan solo sorprenderos con este curiosos efecto.

Fuente: brusspup

Publicado en Miscelánea